HISTORIA

Fue un viernes santo, del año 1944, y en un incomparable marco como el de la Iglesia de San Lorenzo Mártir, de Cádiz, donde tuvo lugar el comienzo esta Hermandad. Se encontraba, por entonces, en dicho templo el secretario primero de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de la Victoria: don Emilio L. Bartus Loreto, ultimando los preparativos de la salida procesional de esa misma tarde, formando parte de una procesión magna. Se le acercaron varios jóvenes (Anselmo Rodríguez Gutiérrez, Manuel Piniella y Ramón Gutiérrez) proponiéndoles la idea de crear una hermandad que diera culto al misterio de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén, que por entonces no existía en la ciudad.
El señor Bartus al estar atareado en ese momento los citó para seguir hablando el domingo de Resurrección. Sabemos que don Emilio L. Bartus era un apasionado de la semana santa, y acudió a la cita provisto de una lámina de almanaque franciscano en el cual se representaba el misterio de la Entrada de Jesús en Jerusalén.
De entrada, se acuerda el contar con la imagen de Jesús, a lomos de una Pollina. Por entonces trabajaba en Cádiz un humilde escultor, llamado Miguel José Lainez Capote (1906-1980). Se pusieron en contacto con el artista, y se adhirieron en esta reunión cuatro jóvenes (Ángel Gutiérrez de la Mora, Antonio Martínez, Julio Peña, Manuel Barberi) y se le encarga la realización de la imagen. 
Ya se contaba con la imagen titular. Ahora faltaba la tarea de encontrar una sede canónica. Sus esperanzas se encaminan hacia la única Iglesia Parroquial que por aquel entonces existía en la parte de extramuros de esta ciudad: el templo de San José. Su párroco lo ve con muy buenos, ojos lo de la hermandad de Semana Santa.
El día seis de Julio de 1944 es erigida como hermandad por el obispo de la ciudad, don Tomás Gutiérrez Diez, celebrando su junta el primer cabildo el  16 de dicho mes, festividad de la Santísima Virgen del Carmen. ¡Quién iba a decir que esa fecha iría relacionada con el futuro de la Hermandad, con una total unión con la orden del Carmelo!
El 25 de Marzo, de 1945, se realizaría su primer desfile procesional. Y se pasaron verdaderas amarguras económicamente hablando, y hubo que pedir un préstamo en ese momento, por valor de 3.500 pesetas, para poder realizar el desfile procesional. Esta salida se realizó desde la Parroquia de San José, a las cinco de la tarde, y su recogida tuvo lugar en la Iglesia de San Lorenzo Mártir. No obstante, se produjo un pequeño aguacero, como anécdota, y procesionó la Imagen titular sobre un paso cedido por la hermandad de los Afligidos.
El 26 de Enero de 1947 se reúne la Junta, de la que era mayordomo don Emilio L. Bartus, y propone la necesidad de contar con una imagen de la Santísima Virgen. En 1948 la Hermandad recibe la Imagen realizada en los talleres valencianos de Barba, por el escultor Rafael Peris.
El 14 de Mayo de 1978 se reúne la Junta para tratar sobre el mal estado en que se encuentra la Imagen del Señor, debido al gran peligro que se ha detectado. Está atacada por insectos xilófagos. Se decide mandarla a restaurar, en un primer momento, al imaginero Antonio Eslava Rubio, pero al encontrarse éste enfermo no puede hacerse cargo de la restauración. Se decide encargar dicha restauración a don Francisco Buiza, por la cantidad de 130.000 pesetas. En Marzo de 1979 es recibida la Imagen del Señor que cuenta con el beneplácito de todos los hermanos.
La cofradía adquiere, en 1982, de la hermandad del Dulce Nombre, de Estepa, Sevilla,  las Imágenes de San Pedro, San Juan, Santiago, y la mujer hebrea, imágenes que mas tarde renovaría el escultor Gaditano Luis González Rey.
Fechas muy importantes en la cofradía es el año1994 fecha de las bodas de oro de la erección canónica de la hermandad; igualmente el año 1998 en que se celebraban las bodas de oro de la bendición de la Santísima Virgen, con grandes actos, que culminarían con una procesión extraordinaria en Septiembre.

Con anterioridad, en 1992, se produce por primera vez el acto de “Petición de Venia”, por el cual la Hermandad, en nombre de todas las Cofradías, llama tres veces en el cancel del templo parroquial del Carmen, para que se abran las puertas, dando inicio a los desfiles procesionales en la capital gaditana.
Recientemente, en 2006 la corporación solicita, tras la aprobación del Cabildo de Hermanos, el título de Sacramental. Es aprobado por la Autoridad Eclesiástica en el mes de junio, participando como tal en la procesión del Corpus Christi de dicho año.